Lesiones deportivas, ¿cuáles son las más frecuentes?

Te explicamos paso por paso cómo intentar prevenir las lesiones deportivas

Tanto en el deporte profesional como en el ámbito amateur, las lesiones deportivas son riesgos a los que nos exponemos a la hora de practicar una actividad deportiva o física. 

Para evitar, en la medida de lo posible, incrementar la posibilidad de sufrir este tipo de inconvenientes y dañar nuestro sistema muscular, siempre recomendamos realizar deporte de una manera segura y bajo la supervisión de profesionales. Por ello, en nuestros cursos y máster de preparación física de alta rendimiento con el Método del “Profe Ortega” incluimos un módulo exclusivo para que puedas desarrollar técnicas de recuperación post-partido y prevenir lesiones en el fútbol.

¿Qué son las lesiones deportivas? 

Las lesiones deportivas son todos aquellos problemas e inconvenientes musculares que suelen aparecer tras la práctica de una actividad física. Se suelen dividir en dos tipos: agudas y crónicas. En el primer caso nos referimos a aquellas que suelen aparecer de forma repentina como un esguince o una fractura en el tobillo. Mientras que las crónicas surgen tras la realización continuada en el tiempo de un deporte en concreto. 

No realizar ejercicios de calentamiento previo, ciertas caídas o no usar el equipo apropiado suelen ser las principales causas de la aparición de estas lesiones.

El Profe Ortega te explicará cómo tratar las lesiones deportivas
Existen diferentes tipos de lesiones deportivas. Las musculares son una de las más comunes en el fútbol.

Tipos de lesiones deportivas

A continuación, vamos a indicar un listado de las lesiones deportivas más frecuentes en el fútbol. 

  • Lesiones musculares: este tipo de roturas suelen ser las más habituales durante la carrera profesional de un futbolista. Casi el 40% del total de lesiones de la temporada vienen producidas por molestias musculares. El exceso de trabajo es la principal causa de la aparición de esta lesión. El tiempo de recuperación suele estar entre las tres y las seis semanas, dependiendo siempre de la magnitud de la propia rotura, la zona y el músculo que haya dañado. 
  • Lesiones de ligamentos de rodilla: la rotura de los ligamentos suele ser otra de las lesiones más frecuentes en el fútbol. Se produce al sufrir un estiramiento excesivo o simplemente con un leve golpe. Entre todos los ligamentos que forman parte de la rodilla, el cruzado anterior suele ser el más propenso a romperse. Se soluciona mediante una reconstrucción por medio de una intervención quirúrgica. 
  • Pubalgia: esta lesión aparece por un desequilibrio existente entre diversos músculos. En los entrenamientos del Profe Ortega podrás ver cómo se trabaja el reequilibrio pélvico fortaleciendo esta zona para reducir las molestias y los dolores que llegan a afectar a los aductores, abdominales y arcos crurales. 
  • Rotura del tendón de Aquiles: aunque parece ser una de las lesiones menos habituales, lo cierto es que puede afectar más de lo que parece a la vida profesional del jugador. Uno de los futbolistas de primer nivel que sufrió esta lesión fue David Beckham. El tratamiento más recomendado es la operación quirúrgica, ya que no debemos olvidar que este tendón sirve para caminar y llega incluso a soportar hasta 12,5 veces nuestro cuerpo. La mejor forma de evitar es acudir de manera recurrente al traumatólogo. 

Cómo prevenir las lesiones deportivas 

El riesgo de sufrir lesiones deportivas siempre estará presente. Sin embargo, en nuestras manos está la posibilidad de intentar reducir su aparición.

El Profe Ortega siempre recomienda a sus alumnos la realización de un buen calentamiento antes de iniciar la sesión, así como ejercicios de estiramiento para poner punto y final al entrenamiento diario. 

Estos son algunos de los consejos que podréis aprender durante su curso y formación de preparador físico de alto rendimiento: 

  • Calentamiento de manera gradual donde se trabajarán todos los músculos del cuerpo. 
  • Finalizar las sesiones deportivas con unos 10-15 minutos de ejercicios suaves para volver a la calma y evitar el enfriamiento antes de estirar. 
  • Terminar el entrenamiento con ejercicios de estiramiento para que el tono muscular vuelva a su situación inicial, se mejore la circulación y se puedan prevenir la aparición de lesiones. 
  • Mantener siempre unas buenas pautas de alimentación y nutrición

¿Te gustaría aprender más sobre cómo prevenir las lesiones deportivas en el fútbol? Solicita una llamada de asesoramiento con nuestros tutores y ellos responderán a cualquiera de vuestras dudas y preguntas. ¡Te esperamos pronto en la Sports Management School! 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

Solicita información personalizada ahora.









    MIEMBROS DE

    Grupo Fomento

    CENTRO DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS FP